En este post me propongo escribir, de forma cronológicamente ordenada, el nombre de los principales tratados de pre-ballet de las escuelas francesas e italiana de los siglos XV al XIX. Es en éste último siglo donde el ballet clásico o académico queda forjado definitivamente tal y como lo conocemos en la actualidad. No obstante, considero que los principios estéticos que rigen este arte están impresos en las obras anteriores.

Si se tratase de cualquier otro arte no se podría abarcar  siquiera la bibliografía directa existente: en el caso de la danza, lo escrito se reduce como se podrá ver, a un puñado de tratados. Esto puede considerarse negativo por un lado, ya que la danza no cuenta con tanta tradición teórica como otras artes. Pero es positivo si se tiene en cuenta que se puede tener una visión panorámica pero al mismo tiempo completa y específica de las obras principales de la historia del ballet. Cualquier investigador puede abarcar la lectura completa de todas ellas.

Creo que del conjunto de ellos pueden sacarse las siguientes conclusiones:

1.- La historia del ballet es fundamentalmente escrita.

Si bien el ballet es un arte visual su tradición es fundamentalmente escrita. Y lo es por algo muy obvio: el vídeo se inventó en el siglo XX,  por lo tanto si se quiere saber cómo era el ballet desde sus inicios hasta ese momento solo se puede hacer una cosa: leer. Por supuesto, eso no elimina que fuese un arte pensado para ser visto y sobre todo, que no sea un inconveniente no poder ver obras de danza de esta época. Sin embargo, gracias a la notación existen buenas reconstrucciones.

2.- Se puede hacer una distinción genérica entre los libros meramente descriptivos y los que voy a denominar “significativos”: lo que quiero decir es que hasta prácticamente el siglo XVII y salvo excepciones, los tratados de danza se escriben para poder recordar la danza, por lo tanto los escritos se reducen a la mera descripción de pasos. Este estilo es descriptivo en el sentido de que la intención de estos autores es salvaguardar el bien bailar de la época. Eso no quiere decir que no se puedan encontrar significados importantes dentro de las danzas: así por ejemplo, hay distinción de género, utilización geométrica del espacio, falta de afectación en el rostro…

Pero no será hasta el siglo XVIII cuando los teóricos del ballet vayan introduciendo poco a poco significado a sus movimientos y complejizando su pensamiento: no sólo citan a otros autores de otras escuelas o disciplinas artísticas, sino que se incluyen dentro de universo teórico de la época. O lo que es lo mismo, atribuyen un significado al movimiento.

3.- Como dijo el escritor Umberto Eco, los libros hablan entre ellos. Desde el siglo XVII los autores se citan entre ellos es decir, son conscientes de pertenecer a una tradición teórica.

4.- Los principios estéticos del ballet actual se encuentran en estos tratados. No se puede entender de dónde procede el significado y la búsqueda de la belleza de los bailarines del ballet sin saber cómo se han ido forjando históricamente.

5.- El ballet clásico es un arte pensado por y para varones, y ello a pesar de la existencia real de mujeres en escena desde el Siglo XVIII. Se trata, en principio, de una mera cuestión fáctica: no hay mujeres entre los teóricos del ballet. Pero es que además, los ejemplos utilizados están pensados para el cuerpo masculino. La mujer es una excepción que se explica, si acaso, en segundo lugar. Así por ejemplo se explica la forma de hacer un ejercicio y luego se describe la forma en la que deben hacerlo las mujeres. Igualmente, los protagonistas de los dibujos son varones.

Dejaré para otro post los escritos de la escuela española y los anglosajones. Tampoco referiré al lugar donde pueden encontrarse, aunque prácticamente la totalidad de ellos de ellos se encuentran en la Biblioteca Nacional francesa y la Biblioteca Nacional de España.

Dado mi compromiso a escribir en castellano indicaré los casos en los que existan traducciones a nuestra lengua. Y también, aquellos casos en los que considero que, si bien no están escritos en castellano, existen buenos facsímiles que pueden ayudar al lector hispanohablante.

Por supuesto, existe bibliografía secundaria de cada uno de ellos o lo que es lo mismo, existen los investigadores en ballet. Las fuentes fundamentales son la correspondencia de los autores, los argumentos de ballet y la prensa de la época. Tampoco haré mención a ello en este post.

Solo pretendo dar a conocer la historia de nuestra danza, de manera que quien quiera acercarse a ella de forma específica encuentre un lugar en la red donde orientarse y no tenga que pasar, como es habitual, por la recopilación bibliográfica a ciegas.

-DEL SIGLO XV

1.- Anónimo, Le ballet comique de la royne de Cecile, París (incluye la notación de siete danzas que se llevaron a cabo en una fiesta cortesana que tuvo una duración aproximada de trece horas).

– Recomiendo la edición de Beaujoyeulx, Balthazar de M. 1587, Le balet comique de la Royne (1581) / translated by Carol and Lander MacClintock, Dallas: American Institute os Musicology, 1971. En ella pueden encontrarse ilustraciones como la que se ve a continuación, que dan una idea aproximada de la magnificencia de estas representaciones, que no todas las cortes europeas podían permitirse el lujo de llevar a cabo.

2.-Domenico da Piacenza, De arte saltandi et choreas ducendi, Milán, 1450.

Recomiendo la edición: Fifteenth-century dance and music: twelve transcribed Italian treatises and collections in the tradition of Domenico da Piacenza. Volume I, Treatises and music / translated and annotated by A. William Smith. Hillsdale, NY : Pendragon Press, cop. 1995.

Se trata de una muy buena traducción al inglés de las obras, útil para los que no conozcan el italiano o que en todo caso puede servir de ayuda: a la derecha se muestra el manuscrito original mientras que a la izquierda puede verse la traducción al inglés. La calidad de la copia de la notación coréutica y musical es excelente, además de incluir una muy buena traducción y una guía continuada en forma de notas a pie de página.

3.- Anónimo, Basses danses dites de Marguertite d´Autroche, 1490. Se trata de un libro disponible en la Biblioteca Real de Bruselas, cuyo contenido se considera la base de las danzas borgoñesas.

4.- Cornazzano, Antonio, Libro dell´arte del danzare, 1445. Se encuentra en la Biblioteca Vaticana de Roma. No he encontrado ninguna reedición escrita hasta ahora por lo que desconozco su contenido.

5.- Ebreo, Guglielmo, De practica seu arte triopudii vulgare opusculum, publicado en 1460.

6.- Ebreo, Guglielmo, Trattato dell ´arte del ballo, publicado en 1465.

-Les remito nuevamente a la excelente edición citada en el caso del libro de Domenico da Piacenza, ya que en él también pueden encontrarse estas dos otras del autor con la consiguiente notación musical.

7.- Toulouzze, Michel, L´art et instruction de bien dancer, París, 1488.

Incluye la descripción escrita de más de 40 danzas con su correspondiente notación musical. La postura que el bailarín debe adoptar va definiéndose poco a poco pero sobre todo, se insiste en la necesidad de la buena práctica de la enseñanza.

-SIGLO XVI.

8.- Fabritio Caroso da Sermoneta , Il ballarino, Venecia, 1581.

Considerado como el primer tratado impreso en Italia es sin duda el más difundido del autor. Contiene la descripción de más de ochenta danzas, que se queda fundamentalmente en eso, descripción. Tal y como aparece explicado en lo que podríamos considerar su “prólogo” se trata de que queden impresas para que no se pierda la “verdadera” o “correcta” forma de hacerlas. El objetivo fundamental que lleva a Caroso a escribir este tratado es, por tanto, que las próximas generaciones hagan exactamente igual las danzas que han sido consideradas como verdaderas por los expertos maestros del danzar o dicho de otro modo, que repitan exactamente igual los movimientos.

9.- Arbeau, Thoinot, Orchesographie, Langres, 1588.

-En francés recomiendo la edición, Arbeau, Thoinot, Orchesographie, París: F. Vieverg : E. Bouillonse. Vieveg, successeurs, 1888.

– Su traducción al castellano. Orchesografía: tratado sobre danzas en forma de diálogo, Ediciones Centurión, Buenos Aires, 1946. Se trata de una muy buena traducción: el autor utiliza un seudónimo, pues en realidad es un teólogo el que escribe sobre danzas, recomendándolas y haciéndole ver a su alumno las ventajas de la práctica de este arte. En contra de lo que suele decirse, esto no es algo tan extraño para la época: lo que condenaba la Iglesia católica eran las “danzas altas” (un tipo de danzas de carácter festivo propias del campesinado caracterizadas por el salto y la “falta de control del movimiento” a ojos de los teólogos y el papado, que las condenaban en sus encíclicas) El libro es una joya: además de describir notacionalmente las danzas, se le atribuye por primera vez de forma explícita significado al movimiento y sobre todo, se lo entronca con la tradición. Está escrito en forma de diálogo. Creo que puede considerarse que Arbeau inicia un nuevo periodo.

-SIGLO XVII.

10.- Fabritio Caroso da Sermoneta, Nobilita di dame, Venecia, 1600.

Se trata de una segunda edición del primero, pero que guarda diferencias sustanciales con él; básicamente hay una insistencia en los aspectos de corte de la época, que pasan desde la colocación del bailarín hasta la complejización de lo geométrico del método notacional. Los dibujos que pueden encontrar en la obra son similares a este:

11.- Negri, Cesare, La gratia de amore, Milán, 1602.

-Existe una traducción al castellano como Arte para aprender a danzar, compuesto por Cesar Negri, milanés traducido al castellano por mandato del excelentísimo señor Conde Duque de San Lucar. Está publicado en el siglo XIX por Barbieri y que me conste, solo puede ser consultado como manuscrito en la Biblioteca Nacional de España (concretamente en la Sala Cervantes) Contiene grabados en los que puede verse a hombres y mujeres en las posiciones que deben colocarse al iniciarse durante las danzas, formas de quitarse o ponerse el sombrero o de dirigirse a las mujeres.

12.- Negri, Cesare, Nuove inventioni di balli, Milán, 1604.

Existen dos recopilaciones importantes de las danzas hasta esta época, que pueden servir de resumen.

a.- Recopilación de Jacques Moderne, S`ensuyvent plusiers basses dances, tant communes que incommunes, comme on pourra veoyr cy dedans, en Lyon en 1532 (relación con el manueal de Touloze)

b.- Manoscritto di balletti composti da Giovannino e Il Lanzino e Il Papa, scritto da Cosimo Ticcio.

-SIGLO XVII.

13.- De Lauze, Françoise, Apologie de la danse et de la parfaite methode de l´enseigner tant aux cavaliers qu`aux dames, publicado en 1623.

14. Menestrier, Des ballets anciennes et modernes selon les regles du theatre, París, 1682.

El libro está digitalizado por google books, pueden leerlo desde este link: http://books.google.es/books/about/Des_Ballets_Anciens_Et_Modernes_Selon_Le.html?id=wqVAAAAAcAAJ&redir_esc=y

-SIGLO XVIII.

14.- Feuillet, Raoul-Auger, Choréographie, ou l`art de décrire la danse par caractères, figures et signes démosntratifs, París, 1700.

La notación coreútica de Feuillet es riquísima. Cumple uno de los requisitos que será de rigor para el posterior ballet clásico y que puede encontrarse al menos desde Arbeau: la asociación de la música a la danza. A cada nota musical le corresponde un movimiento corporal.

15.- Feuillet, Raoul-Auger, Recueil de dances, París, 1700.

16- Pécour, Louis Recueil de dances, composées par M. Pécour, París, 1700.

17- Lambranzi, Gregorio Nuova e curiosa scuola de´balli theatrali-Neue und curieuse theatralische Tans-Schule, Nuremberg, 1716.

18.- Rameau, Pierre: Le maître a danser, París, 1725.

-Traducción al castellano: El maestro de danzar, ediciones Centurión, Buenos Aires, 1946 (con introducción de Cyril Beaumont)

-Traducción al inglés: The dancing master or, the whole art and mystery of dancing explained… in two parts…done from the French or Monsieur Rameau, by J. Essex,…the second edition: Gale Eighteenth century colection online print edition, 2010.

19.- Rameau, Pierre,  Abbrégé de la nouvelle methode, dans l`art d`écrire ou de tracer toutes sortes de danses de ville, París, 1725.

Absolutamente relacionado con el anterior, incluye una riquísima notación coreográfica, centrada a partir de cuatro suposiciones del cuerpo en el espacio, que se van complejizando. El vocabulario de la técnica del ballet es prácticamente el mismo que el actual: no hay que olvidar, sin embargo, que aunque tengan el mismo nombre los pasos de ballet no son los mismos, como puede comprobarse por la notación. En la imagen posterior derecha se puede ver una parte de las maneras de hacer la danza del “minué”. A la izquierda, el modo de colocar las manos.

20.- Dufort, Giambatista, Tratato del ballo nobile, Nápoles, 1728.

21- Cahusac, Louis de La danse ancienne et moderne ou Traité historique de la danse, París, 1754.

-Recomiendo la edición, Cahusac, Louis, La danse ancienne et moderne ou Traité historique de la danse´: édition presentée, établie et annotée par Nathalie Lecomte, Laura Naudeix, Jean-Noël Laurenti, Paris : Desjonquères : Centre national de la danse, cop. 2004.

22.- Minguet e Yrol, Pablo. Arte de danzar a la francesa, Madrid, 1758.

A pesar de que se trata de un autor español que escribe en castellano, el tratado es de danza francesa Se encuentra disponible en la Biblioteca Nacional de España y hay  diferentes ediciones en facsímil.

23.- Noverre, Jean-George, Lettres sur la danse, et sur les ballets, publicado por primera vez en Lyon en 1760.

– Existen infinidad de traducciones. De la original, recomiendo el facsímil: Lettres sur la danse et sur les ballets : a facsimile of the 1760 Stuttgart edition, New York : Broude Brothers, 1967.

– Y su traducción al castellano, Cartas sobre la danza y los ballets, con un estudio preliminar por André Levinson, Librerías deportivas Esteban Sanz, Madrid, 2004.

24.- Noverre, Jean-Gorge, Discussionni sulla danza pantomima, Milán, 1773.

Las obras de Noverre son, con diferencia, las más traducidas. Y es que celebramos el día mundial de la danza en homenaje al nacimiento de este “reformador” del ballet. En sus obras puede verse un gran debate de fondo con los intelectuales de la época, especialmente con los Enciclopedistas. El estilo de escritura de Noverre es sin duda accesible. Es un hombre apasionado que escribe lejos del estilo académico a pesar de que lo conoce perfectamente. Considerado el creador de “ballet de acción” sus ideas no resultan tan originales si se lee el libro de Cahusac antes citado.

24.- Malpied, Traité sur l`art de la danse, París, 1770.

25.- Clement, Charles, Principes de corégraphie ou l`art d`écrire et de lire la danse par caractères demonstratifs, París, 1771.

26.- Angiolini, Gaspero, Dissertation sur les ballets pantomimes des Anciens, publicado en Viena en 1765.

Riquísima disertación donde las haya, hay ya una asunción de modernidad. Quiero decir, estos autores ya son conscientes de que se lleva dos siglos escribiendo sobre danza y lo más relevante es que consideran modernos frente a ellos. La danza que hacen, a la que ya llaman ballet, es moderna.

-SIGLO XIX.

27.- Blasis, Carlo, Traité élémentaire, théorique et practique de l`art de la danse, Milán, 1820. Puede consultarse el libro completo desde este link: http://books.google.es/books/about/Trait%C3%A9_%C3%A9l%C3%A9mentaire_th%C3%A9orique_et_prat.html?id=REYXAQAAIAAJ&redir_esc=y

Considero a Carlo Blasis el genio teórico de la escuela italiana. Afortunadamente, puede encontrarse bibliografía secundaria sobre este autor, inventor de la clase de ballet tal y como la conocemos en nuestros días, además de la escuela privada. Dentro del periodo neoclasicista, la metodización y atribución de significado al movimiento no tiene desperdicio. A pesar de su enorme juventud (cuando comenzó a redactar estos escritos apenas superaba la veintena) las citas a literatos y otros teóricos de la danza es prolija. En sus dibujos se puede ver a bailarines con una técnica cercana a la actual, pero vestidos con túnicas griegas.

De todas sus obras se pueden encontrar las siguientes digitalizadas por google books, en inglés:

The code of Terpsícore. Desde este enlace: http://books.google.es/books?id=Z4PBlmBdHhYC&printsec=frontcover&dq=carlo+blasis&hl=es&sa=X&ei=APBxT-jOBo-4hAfbwdm2AQ&ved=0CDUQ6AEwAA#v=onepage&q=carlo%20blasis&f=false

28.- Arthur Saint-Leon, La sténochorégraphie ou art d´écrire promptement la danse, París, 1852.

Una vez más ¡merece la pena leer sobre danza!

Anuncios