El próximo marzo de 2013 tendrá lugar, en la ciudad de Buenos Aires, el III Congreso Internacional que aúna a los profesionales más destacados del mundo de la filosofía de la danza. El comité organizador del Congreso ha anunciado que queda abierta la recepción de ponencias hasta el próximo 14 de octubre. Será en noviembre cuando se decidan de forma definitiva los candidatos seleccionados a participar en el que en el resto de los años ha sido un multitudinario encuentro que ha tenido como sede la ciudad de Barcelona. El próximo año comenzará en la ciudad bonaerense el martes 13 y tendrá una semana de duración.

Como puede leerse en las actas han de enviarse resúmenes de un máximo de 300 palabras, así como un breve currículum del ponente. Los escritos han de ser originales aceptándose cualquier idioma ya que, aunque el español es el oficial, habrá traducción simultánea a más de cincuenta idiomas en cada una de las salas.

Respecto a los temas de las ponencias podrán ser de tres tipos: conferencias al uso, carteles o performance.

En el primer grupo pudimos ver el año pasado, dentro de la mesa de “fenomenología de la danza”, el resultado de la primera tesis doctoral hecha sobre una de las coreografías de Rafaella Carrá. La española María González afirmó que “con este trabajo por fin se hace justicia a un ámbito de la danza que, a pesar de la valiosa suma de matices filosóficos con los que cuenta, ha sido silenciado hasta el momento. En efecto, las coreografías de la italiana suponen una ruptura del centro focalizador en aras a una expansión de los microrrelatos que cuestionan los discursos hegemónicos, principalmente el heterosexual. Y luego está el vestuario. Esos pantalones anaranjados desfocalizan la histórica atención a la técnica. Uno no puede mirar otra cosa. Además, hay un claro guiño a lo español en esta obra, como en todas las importantes de danza, y la música utilizada cuestiona la hipocresía de esta sociedad, que en la línea de los teóricos libertinos demuestra que no sólo se puede bailar música políticamente correcta“. Pueden ver el principal vídeo que se analizó a continuación.

Dentro de los carteles, destacó la conferencia de la mesa de “filosofía de la ciencia en la danza” titulada “La teoría de la evolución y el ballet” a cargo del conocido investigador Francisco Rodríguez que teorizó en un perfecto español -y después de un exhaustivo análisis de la teoría de la evolución- cómo una lectura adecuada de los fundamentos darwinianos demuestra que el bailarín de ballet clásico está mucho más pre-parado que cualquier otro ciudadano: “Sabe trabajar en grupo y adaptarse al espacio. Además desarrolla un tipo de articulaciones que son las más adecuadas para adaptarse al medio y poder defenderse en caso de peligro“. El rico debate que tuvo lugar después de la conferencia estuvo centrado en el análisis del cartel, en el que se llegó a la conclusión de que la última de las bailarinas debería de llevar un libro de Sócrates en las manos.

Dentro de las performances estalló la polémica. Se pudo ver la proyección que hicieron en conjunto los rusos Tamara Petrov y Sergey Solovióv, que utilizando diferentes medios de transporte, hicieron el recorrido de Rusia a España con el tutú puesto. Entre tanto, iban grabando las reacciones de la gente. Cuando llegaron a la sala proyectaron el vídeo. No dijeron una palabra. Estas son algunas de las imágenes de la grabación.

De entre los amantes de la postmodernidad hubo varias interpretaciones: se dijo que esto era una crítica a la posición dominante de España en la teoría de la danza y a los esfuerzos que tienen que hacer lugares de extrarradio como Rusia para llegar a nuestro nivel. Otros creían que se trata de una histórica reacción frente a la utilización de las puntas ya que Sergey no lleva. Los balletómanos se tomaron de muy mala manera esta propuesta ya que Tamara, en un gesto que hasta la directora del Congreso calificó como “demasiado provocador“, utilizó un tutú de alta costura para hacer “la cosa esa“.

El actual director no quiere que este tipo de polémicas enturbien el desarrollo habitual de este evento intelectual. En una multitudinaria rueda de prensa ha afirmado -respecto a la polémica suscitada el pasado año por el Crítico del New York Times sobre la alta participación de españoles en el evento- que “Tienen que tener en cuenta que España es y ha sido siempre el principal productor mundial de teoría de la danza. Y ya cuando se trata del binomio danza y filosofía el número de investigadores se dispara. Esto hace que haya al menos un español en cada una de las mesas. Pero son ellos mismos quienes tienen que entender que hay que dejar que otros países tengan su espacio. Es por esto que la comisión directiva ha tomado la decisión de incluir medidas de discriminación positiva para equilibrar la nacionalidad de los participantes. De esta forma, países como Francia, Rusia, Alemania, Estados Unidos, Cuba o la anfitriona Argentina tendrán un espacio en el Congreso“. Estos últimos celebraron la noticia al grito de “Ché, we can”. Los comerciantes locales también han celebrado la noticia “ya que en estos momentos de crisis, este tipo de propuestas vienen bien“, y se han sumado a la creación de todo tipo de merchandising para la ocasión, como el que puede verse a continuación.

La medida ha ocasionado ya los primeros ejercicios de violencia en las principales ciudades españolas: así, en Barcelona los Mossos d’Esquadra han cargado contra los cientos de manifestantes que esta mañana estaban en las Ramblas de la ciudad. En Madrid la presidenta ha dicho que “La filosofía de la danza será patrimonio histórico en esta ciudad, ya que cuenta al menos con tantos seguidores como la tauromaquia“. En Bilbao la tzaraina se ha sumado a la manifestación en contra del poder opresor español, por lo que no ha habido altercados.

Como otros años, el director del Congreso ha anunciado que se tomarán medidas especiales para paliar la avalancha de gente que se inscribe. Este año, han decidido hacerlo directamente en uno de los campos de fútbol “ya que son lugares preparados para acoger al número de personas aproximado que suele matricularse y además porque están preparados para la retransmisión en directo vía satélite“. Ha tenido que responder, frente a los más de doscientos periodistas acreditados, a incómodas críticas como la larga duración que este evento ha tenido en otros años, defendiendo que “no es un problema de la organización sino del tipo de público. Este año no consentiremos que se aplauda a los investigadores como si estuviesen en el escenario, ni se que se les pidan bis cuando una parte de la ponencia les guste mucho. Comprendemos que es un evento que emociona, pero no se puede abusar del dinero público concedido de esta manera“.

Se editará, como los pasados años, un libro y DVD que contenga todo lo expuesto en el Congreso y que espera alcanzar el gran número de ventas que es habitual entre los libros cuya temática es la danza o filosofía.

Anuncios