Los historiadores de la danza cifran el nacimiento del ballet en 1661, año en el que se crea la Académie Royale de la danse. No obstante, ya casi un siglo antes, existen teóricos de la danza que hacen hincapié en muchas de las características que actualmente consideramos como parte del ballet. Antes de la creación de la Academia, los tratadistas se esforzaron por recopilar los tipos de danzas que se hacían, en crear métodos de notación para escribirlas y en rodearlas de una moralidad y modalidad específica: en efecto, los modales eran, siempre y sin concesiones, objeto de análisis minucioso de nuestros escritores, cuyas actitudes se reflejaban en los distintos modos de danzar o tipos de danzas.

SEGUIR LEYENDO

Anuncios