portada

De reciente publicación es el libro Coreografiar la historia europea: cuerpo, política, identidad y género en la danza que, bajo la edición de la investigadora Beatriz Martínez del Fresno, recoge una recopilación de artículos que, por su rigor y calidad, resultan de alto interés para los investigadores e interesados en la teoría de la danza.

Publicado por la Universidad de Oviedo, el libro es el resultado de una investigación financiada por el Ministerio de Ciencia e Innovación de España a través del Plan Nacional, que se llevó a cabo entre los años 2009 y 2011, y que fue titulado “Coreografiar la historia europea: cuerpo, política, identidad y género en la danza de la edad moderna y contemporánea”. Casi la totalidad de la primera versión de los textos fue presentada en la Jornada Científica “Política, identidad y género en la danza” que tuvo lugar en esa misma Universidad en septiembre de 2011.

El libro recopila los estudios realizados durante esos años por diferentes investigadores de distintos países europeos en los que reflexionan, sin perder el rigor académico y con amplias fuentes documentales, sobre aspectos de teoría de la danza que abarcan desde el siglo XVI al XX. A pesar del amplio espectro histórico -algo que ocurre habitualmente en los grupos de investigación de humanidades- el libro está contagiado del rigor académico y la coherencia interna que se suele exigir de los equipos académicos, pudiéndose apreciar el trabajo conjunto en la elección de conceptos transversales comunes. Todos los artículos están muy bien documentados, por lo que al futuro lector le puede interesar repasar la bibliografía allí citada.

Los objetivos generales de la investigación, tal y como afirma Beatriz Martínez del Fresno en la introducción, giran en torno “al análisis del estatuto epistemológico del tratado de danza, la reflexión sobre la “incorporación” en el acto de actualizar repertorios del pasado, el estudio del cuerpo danzante y su imagen en determinados contextos históricos, los intercambios entre culturas coreográficas de distintos países y la aplicación a la danza de algunas metodologías de los estudios visuales” (p. 11 y 12) Con el único objetivo de animar a su lectura reseño sólo algunos de los artículos -sin menospreciar la calidad del resto- que ordeno temáticamente:

Para los interesados en las relaciones entre la danza académica francesa y la danza española, especialmente en los siglos XVII y XVIII, destacan los artículos de:

-Pilar Ramos López -musicóloga, actualmente profesora en la Universidad de Oviedo- que escribe “A la manera de España: polémicas españolas sobre al danza en los siglos XVI y XVII”, en el que trata de las diferencias entre danza cortesana y baile popular, especialmente a través de los textos del jesuita Juan de Mariana que escribe, entre otros, guías de educación para los príncipes a los que les recomienda aprender a “danzar a la española”.

-Cecilia Nocilli -musicóloga, profesora de Teoría e Historia de la Música, Danza y Puesta en Escena de la Escuela Superior de Arte Dramático de Castilla y León- que escribe “Retóricas en la danza española del siglo XVII”, donde realiza un examen codicológico y paleográfico de los tratados Discursos sobre el arte del danzado (de Juan de Esquivel) y el Libro de danzar de Don Baltasar de Rojas…., sacando a la luz huellas filológicas. En su análisis aplica elementos de la retórica para analizar los tratados de danza, una línea de interpretación que se ha probado ya en el ámbito musical y que resulta muy fructífera también para la danza.

-Beatriz Martínez del Fresno, editora del libro aquí comentado, es profesora del Departamento de Historia del Arte y Musicología de la Universidad de Oviedo. En este trabajo publica “Intercambios culturales entre Francia y España a través de la danza: identidad, recepción y circulación en los siglos XVIII y XIX” en el que contrapone las formas de relación de ambos países descartando la visión forzada de los estilos nacionales enfrentados, y proponiéndolos más bien como encuentros culturales. De la misma investigadora puede leerse en internet el artículo “El Quijote en el ballet”: http://www.ciudaddeladanza.com/bibliodanza/articulos-y-noticias/el-quijote-en-el-ballet.html

– El escrito de Guadalupe Mera -profesora de Teoría e Historia de la Danza en el Conservatorio Superior de Danza María de Ávila de Madrid- se titula “Los ilustrados y la danza a principios del siglo XIX. Polémicas sobre la construcción de una identidad nacional frente al modelo francés”, que para responder a la pregunta “¿En qué medida se interesó el pensamiento ilustrado español por la danza teatral y qué modelo de danza apoyó?”, separa el “bayle de acción o de pantomima” del “bayle nacional” (sic), además de analizar la real orden de 1799 por la que se prohibió la presentación de bailes extranjeros en Madrid.

Sobre los estudios de género destaco el artículo de la historiadora de la danza Marina Nordera – profesora de la Université Nice Sophia Antipolis- titulado “Ser bailarina en el Siglo XVIII: el cuerpo femenino entre la sociedad y la escena”, que incluye una amplia documentación sobre las prestigiosas bailarinas francesas del Siglo de Oro. Le acompaña una perspectiva feminista que, con la ayuda de filósofas como Judith Butler o Susan L. Foster entiende el género como una realidad “coregrafiada” más que “performada”.

Finalmente destaco, para los interesados en las fuentes historiográficas del ballet clásico y por su impronta filosófica, el artículo que abre el libro “Coreografiar la gloria: danza y allegrezze en las entradas reales de Milán (1598-1599)”, de Alessandro Pontremoli, profesor titular de Historia de la danza y del mimo en la Università degli Studi di Torino, un estudioso que forma parte del comité científico del centro de estudio “La Italia del Renacimiento” y cuyas amplias investigaciones tratan sobre formas y estéticas coreográficas de los siglos XVI y XVII.

En este artículo reconstruye, por medio del tratado de Cesare Negri Le grattie d`amore y una fuente recientemente descubierta en el Archivio Segreto Vaticano, un cuadro ceremonial celebrado en el Milán español en 1599. Pero, más allá del análisis reconstructivo, el autor analiza cómo contribuían a instaurar símbolos compartidos las monarquías europeas del Antiguo Régimen por medio de la danza. Y es de especial interés su interpretación parateatral que, frente al análisis de corte foucaultiano que realizan autores como Franko (especialmente en su libro Dance as text: ideologies of the Baroque Body) destaca el papel de los jesuítas en la percepción y asimilación de un pensamiento que pone a la danza en relación con la retórica de los espectáculos milaneses de los siglos XVI y XVII. Así, el ceremonial, estudiado ahora como imago, funciona como mediador entre la ratio y la oratio.

El libro está escrito desde una perspectiva que comparto: que resulta fructífero realizar un  análisis de la actividad coreográfica de la Europa mediterránea desde una perspectiva comparada y que la danza, dentro del ámbito universitario, puede ser analizada desde los conceptos habitualmente utilizados de la historia y filosofía del arte sin perder su especificidad.

Un oasis para los hispano-lectores, demasiado acostumbrados a parcas y mediocres lecturas de carácter subjetivo en el ámbito de la danza.

(Coreografiar la historia europea: cuerpo, política, identidad y género en la danza /Beatriz Martínez del Fresno (ed.)- Oviedo: Universidad de Oviedo, Servicio de publicaciones 2011. ISBN 978-84-8317-899-7)

 

Anuncios